Ahorrar electricidad – Calefacción

La utilización de la electricidad para calefacción se beneficia de descuentos por el uso de tarifa nocturna (hasta un 53%), unido a su sostenibilidad y eficiencia, se configura como una alternativa más que recomendable tanto para el hogar como para usos empresariales.

Ejemplo de suelo radiante

 

Suelo Radiante

La calefacción eléctrica por cable radiante es un sistema de calefacción no visible, que integra dos partes diferenciadas en cuanto al uso de horario y complementarias : calefacción de base y calefacción de apoyo.

La calefacción de base acumula calor durante la noche, con reducción del 53 % en el precio del kWh, calor que libra al ambiente sin gastar energía durante el período de las horas restantes. La calefacción de apoyo es necesaria para contrarrestar los cambios en la temperatura interior durante el día. Se trata de un dispositivo de potencia reducida, ya que se limita a compensar las variaciones de la temperatura interior que el sistema de base no puede detectar ni corregir. Consiste en cables calefactores integrados en el suelo, por encima de los cables del sistema de base, conectados a la red eléctrica a través de un termostato automático de ambiente en cada habitación o dependencia. De este modo se mantiene la temperatura deseada por el usuario durante 24 horas.

Ventajas 

  • Limpio y saludable, no produce polvo ni reseca el ambiente
  • Máximamente adaptable a la necesidad de cada estancia
  • Aprovecha el calor natural de personas, sol, luz…
  • Invisible y silencioso
  • Seguro
  • Ambientalmente no contaminante

 

Acumuladores

Los acumuladores de calor acumulan energía calorífica durante un periodo de tiempo, para liberarla después lenta y de modo controlado. Son elementos idóneos para calefacción ambiental puesto que utilizan las horas de la noche para almacenar el calor, aprovechando al máximo las ventajas de la Tarifa Nocturna. Existen acumuladores de dos tipos: estáticos y dinámicos.

Estáticos. El calor se cede por radiación y por convención natural, merced al aire que puede circular a través de unos canales existentes en la carcasa y en núcleo del acumulador. A tal fin, disponen de una entrada de aire en la parte inferior del aparato y una salida por la parte superior. El aire de salida se regula mediante una compuerta.

Dinámicos. Ceden el calor por radiación, a través de la envolvente metálica, pero la convección es forzada mediante una turbina que hace circular el aire por los conductos o canales existentes en el núcleo del acumulador.

Ventajas

  • Sin circuitos de agua; sin posibilidad de fugas ni goteos
  • Instalable tanto en casas de nueva planta como en viviendas habituales
  • No precisa obra
  • No precisa depósito de combustible
  • Mantenimiento inexistente
  • Calefacción automatizable 24 horas
  • Reduce costes generales de consumo al desplazar a tarifa nocturna el funcionamiento de los principales electrodomésticos

 

Volver atrás