Ahorrar electricidad – Vitrocerámicas

Las cocinas vitrocerámicas se dividen entre las que cocinan por halógenos y las inductivas.
Las vitrocerámicas halógenas presentan estas ventajas, entre otras:

  • Emisión de calor y luz instantánea.
  • Rapidez de calentamiento.
  • Menor dependencia de la calidad del recipiente.
  • Flexibilidad y rapidez de reacción al mando de la placa.
  • Mayor seguridad contra los errores de manipulación al verse de inmediato si se conecta
Recomendaciónes de uso

 

  1. Velocidad, precisión y visualización: Consiguen una velocidad de calentamiento comparable a cualquier otro sistema y energía. Su tiempo de respuesta es prácticamente inmediato, visualizándose las placas en funcionamiento.
  2. Facilidad de utilización y limpieza
  3. Solidez y resistencia: La vitrocerámica es un material muy robusto pero es conveniente incluirlas en los seguros domésticos.
  4. Seguridad: A la seguridad propia de la utilización de la energía eléctrica, se añade que el calor se concentra en las zonas de cocción, sin peligros de quemaduras si se toca el resto de la superficie. Al no haber combustible, no existe el riesgo de explosión fortuita.

Las vitrocerámicas por inducción presentan las siguientes ventajas:

  • El calor se genera en el propio recipiente de cocinar a partir de un campo magnético creado por un elemento que está situado bajo la superficie vitrocerámica, por lo que no hay pérdidas de calor.
  • Su precisión en cada temperatura de cocción es exacta, además no se calienta la placa

 

Recomendaciones de uso

 

  1. Iniciar la cocción con la numeración más alta de calor de mando, para descender posteriormente a la posición deseada.
  2. Si solo se desea calor suave, usar numeraciones bajas hasta conseguir exactamente el calor deseado.
  3. Al situarse sobre la posición 0 del mando, se deja de suministrar calor instantáneamente (la ebullición se detiene en el acto).
  4. Si no hay recipiente sobre la zona de cocción, ésta no suministra calor aunque está conectada.
  5. Para la limpieza de las encimeras vitrocerámicas por inducción, bastará con usar un paño húmedo (de papel, rejilla, spontex, o similar). Pero si es necesario, pueden usarse detergente adecuados que existan en el mercado, enjuagando y secando bien después de su uso para recuperar su brillo.
  6. Se obtendrá un notable ahorro de energía usando los recipientes tapados o medio tapados siempre que sea posible.

Ejemplo comparativo de consumo

 

 
(kWh) gas
(kWh) electricidad
Filete plancha
0.204
0.082
Judías cocidas en cazuela de acero (4 personas)
1.067
0.483
Arroz (4 personas)
0.804
0.280

 

Volver atrás